En el Caribe había muchos piratas famosos, pero el Capitán Morgan era el más famoso de todos. Hasta que la fama del Capitán Pedro Caníbal empezó a igualar la suya. Entonces surgió entre ellos la rivalidad por ostentar el título de pirata más famoso. El que llevara a cabo las acciones más temerosas, crueles e inauditas se llevaría el título.

El Capitán Morgan, protegido por las tinieblas de la noche, penetró en la inexpugnable fortaleza de Santa Rita la Mayor y, tomando preso a su comandante, se retiró antes del amanecer. Sigue leyendo

Anuncios