Peter Pan ese niño eterno, las películas que han ido apareciendo de esta genial novela han endulzado muchisimo la imagen del niño. la historia que todos conocemos comienza una noche en casa de tres niños: Wendy, Jonh y Mickel, mientras Wendy le cuenta cuentos maravillosos de Peter Pan, Piratas, Sirenas y el malvado Capitán Garfio. Lo que no saben es que otro niño les escucha al otro lado de la ventana, Peter Pan junto a su pequeña hada Campanilla, cuando el perro de los niños Nana se da cuenta corre a la ventana y muerde la sombra del niño, haciendo que este huya y quedándose con la sombra. Al día siguiente vuelve a recuperarla y conoce a Wendy quien le ayuda cosiéndole la sombra y la convence de ir al país de nunca jamás, a esta aventura Wendy decide llevar a sus hermanos. Peter Pan les enseña a volar ” es muy sencillo tienes que pensar en algo alegre y con un poco de polvo de hadas ¡Volarás!

En el país de Nunca Jamás Camapañilla está muy celosa de Wendy hasta el punto de decirles a los niños perdidos (aliados de Peter Pan) que Wendy es un pájaro y que deben matarla, por suerte no la matan, y Peter al enterarse la destierra. En el país de Nunca Jamás viven muchas aventuras con los indios y los Piratas de los cuelas el más terrible es el Capitán Garfio, el cual secuestra a Wendy y a los niños perdidos, tras una batalla el cocodrilo se come al Capitán y Wendy y sus hermanos vuelven a casa.

La novela real de Peter Pan la escribió  J.M. Barrie, en ella Peter es tan egoísta que llega a olvidarse de los niños que tiene a su cargo. Todos los adultos son retratados de forma esperpéntica tanto los Piratas como los Indios. Campanilla sufre el desprecio de su amado niño inmortal hasta el punto de ordenar la muerte de Wendy. El hada tiene unos celos tremendos.

La gran diferencia película-novela está en el final. En la historia original, Peter devuelve a Wendy a su casa con la condición de que vuelva una vez al año a Nunca Jamás para hacer la limpieza de verano ya que a diferencia de la película Wendy es retratada como la madre de Peter no como la novia. Todos los niños que vuelven al mundo real crecen y olvidan su vida en la isla maravillosa. Pero Wendy crece sin poder remediarlo y sigue recordando todo lo que vivió en Nunca Jamás Peter contempla, horrorizado, cómo su amiga cambia (cuando se acuerda de visitarla, que es de forma intermitente) y acaba llevándose a su hija en su lugar, en lo que es un final lógico para una novela que, en última instancia, habla de la crueldad mágica de la niñez y del paso del tiempo, en una de las visitas que hace a Wendy cuando ella ya es adulta Wendy le pregunta por Campanilla y Peter extrañado le pregunta quién es Campanilla y entonces Wendy y el lector entiende que el hada ha muerto ya que Peter la ha olvidado…

Si quieres conocer la verdad de otros cuentos pincha aquí